1ª Clase: “LA MUJER SOLIDARIA”

La directora MIRA NAIR (Orissa, India, 1957) proveniente de familia acomodada en país enorme que conserva estrictamente las diferencias de clase, tuvo formación académica en la Universidad de Nueva Dehli y mas tarde en Harvard, EE.UU, uno de los lugares privados de estudio mas prestigiosos y elitistas del mundo. Con toda esta carga encima, regresa a su tierra natal y comienza a hacer cine. Con 22 años de edad presenta un primer trabajo documental, un género que marcará toda su trayectoria, aun cuando la ficción sea el camino elegido para narrar. Una década mas tarde, tras varios trabajos en aquella linea, debuta en el largometraje de ficción con esta obra, “Salaam Bombay”. En ella, la directora asume el rol de observadora crítica pero enormemente SOLIDARIA con la realidad de los desfavorecidos de su tierra. Y lo hace de una manera magistral convirtiendo su primer film en un alegato a favor de los mas pobres, desgarrados en la realidad de su propio entorno, de su propia gente y clase, que se convierten en verdugos al no poder aceptar su condición final de víctima en una sociedad absolutamente injusta. Aun así, en esa misma realidad, encuentra espacios de comprensión y ayuda para los personajes: Krishna es un chico que asoma a la adolescencia y ya carga con enorme peso sobre su historia. Abandonado por su madre  como castigo por haber estropeado la bicicleta de un hermano, la condición para su eventual regreso es que reúna la suma de 500 ruplas (moneda nacional) para compensar la pérdida del objeto que le ha llevado a tan inhumana (para nosotros espectadores) situación. Huyendo de ese lugar, llega a la Metrópoli. En Bombay inicia su deriva y descubrimiento sobre otras maneras de malvivir, mucho peor aun que las conocidas hasta entonces. Con nombre de dios, pero infinitamente humano, conocerá a otros jóvenes y adultos que como él, pagan el precio de habitar una tierra donde la impiedad reina: una niña vendida a prostíbulo por familiares, un joven destrozado por el consumo de droga, una mujer que quiere huir de su marido proxeneta, son compañeros de viaje. Un retrato feroz y lúcido sobre la condición humana en todos sus registros posibles.

La mirada FEMENINA es notable en este caso y se demuestra en la extrema rigurosidad, respeto y ternura con que mira a sus criaturas. Personas para quienes el futuro no ofrece mirada luminosa, que son visibilizados para nosotros, espectadores distantes, desde su lugar de cineasta comprometida con la realidad de un entorno que conoce de primera mano. Un entorno del que por origen social, podría haberse alejado, pero que su condición de artista recupera como espacio para la reflexión y la creatividad. Mira Nair forma parte de un nuevo movimiento de realizadoras de cine que a partir de los años 80 comienza a estar presente en todo el planeta: desde Oriente hasta Occidente se van alzando voces femeninas que se suman a las escasas que hasta esa fecha guardaban un espacio dentro de la hipermasculinizada industria cinematográfica, donde las MUJERES escasamente han ostentado lugares destacables de Poder. Quien dirige cine se alza como responsable máximo junto al productor. Un espacio donde las mujeres han trabajado mucho en apartados como vestuaristas, ayudantes, pero pocas veces como responsables mayores, repitiendo los esquemas de una sociedad machista. En la actualidad del último cuarto de siglo esta realidad se ha ido modificando. Lejos quedan los tiempos en que unos pocos nombres ocupaban espacios: Leni Riefenstahl en la Alemania Nazi con sus deslumbrantes films, Agnes Varda en la Francia de los 50, Lina Wertmuller y Liliana Cavani en la Italia de los 60 y 70 y unas pocas mas diseminadas por la tierra, desde la sueca Mai Zetterling, la alemana Margarette Von Trotta, la checa Vera Chytilova o la argentina Vlasta Lah, que continuaron tímidamente el camino abierto por pioneras como Alice Guy Blaché, Dorothy Arzner o Ida Lupino en Hollywood.

Mira Nair cuenta hasta el momento con la realización de 24 trabajos de dirección. Hay 10 largometrajes estrenados y uno en fase de producción, también cortometrajes, documentales para el cine y la televisión. Sus largos son los siguientes (títulos en Argentina) : luego de “Salaam Bombay” (1988), llegan “Mississippi Masala” (1991), “Cuando salí de Cuba” (1995), “KamaSutra” (1996), “La Boda” (2001), “Vanidad” (2004), “El Buen Nombre” (2006), “Amelia” (2009), “El Fundamentalista Reticente”(2012) y  “La Reina de Katwe” (2016), su último trabajo estrenado.

Entre sus cortometrajes hay que citar los que forman parte de films colectivos, donde realizadores de todo el mundo han unido sus fuerzas para aportar miradas diferentes sobre la realidad de la globalización y que forman parte de 3 largometrajes estrenados: ” 11.09.01:  El día que cambió el mundo” (2002), sobre el atentado a las Torres Gemelas, “New York I love you” (2008), sobre la vida en la metrópoli por excelencia y en el menos conocido “Ocho/8” (2008).

En toda la obra citada se encuentra la mirada lúcida de una mujer sobre el mundo que la rodea: desde Äfrica a USA, desde USA hasta Cuba, desde Cuba hasta su India natal, en un ir y venir por mundos diferentes que no hacen mas que ser enriquecidos por la mirada de esta talentosa cineasta que a sus 60 años se ha convertido en uno de los mas reputados nombre de la cinematografía actual.

“ADIÓS BOMBAY” (SALAAM BOMBAY) 1988 / INDIA / Dirección Mira Nair / Intérprete protagonista:  Shafiq Syed / Color / Hablada en inglés y bengalí con subtítulos en castellano / Duración 1h 52 minutos / Información complementaria y rigurosa en página de web IMDb  (buscarla, señalar nombre de realizadora o film ).

Pin It on Pinterest