Clase: La Mujer abortista.

Claude Chabrol (1930-2010) fue uno de los mayores cineastas europeos y rodó mas de 70 trabajos a lo largo de su carrera. Muchas de sus obras forman parte de la Historia del Cine. Dentro de ellas destacan las que analizaron minuciosamente los comportamientos de la burguesía francesa así como también los de las clases bajas, que en el intercambio de sus relaciones, en general de poder, encontraban el material que nutría la filmogafía del autor.. Isabelle Huppert (1953) es una de las grandes actrices de los últimos cuarenta años con mas de un centenar de trabajos bajo la dirección de cineastas de varias nacionalidades. Ambos protagonistas del mejor cine francés, unieron sus talentos en siete ocasiones entre el año 1978 cuando realizaron “Violette Noziere” (Niña de día, mujer de noche), basado en una historia criminal real, hasta 2006 que estrenaron “La comedia del poder”, un lúcido acercamiento al funcionamiento actual de la Justicia en las democracias progresistas europeas. Entre ellas realizaron “Madame Bovary” (1991), “La Ceremonia” (1995), “No va mas” (1997), “Gracias por el chocolate” (2000) y probablemente su mas perfecta combinación de talentos, esta ” Un asunto de mujeres” (1988).

Inspirada en un suceso real, la ejecución por guillotina de Marie Louise Giraud en 1943 a los 39 años de edad, acusada de practicar abortos, decretado crimen de primer grado en la Francia de la época, la narración recrea la historia de esta mujer. Madre de dos niños y envuelta en la mayor pobreza, Marie recibe con desinterés el regreso de su marido de la guerra. En la Francia ocupada por el ejercito nazi, las clases mas bajas sobreviven como pueden, cayendo en la marginalidad en casos como el de la protagonista, que debe buscar dinero de la manera que le sea posible. Descubre la posibilidad de realizar abortos a gente de su clase, desesperados y desesperanzados como ella. Y de esa acción nace una dedicación al expandirse la noticia. Mas tarde, incorporará el alquiler de una de sus míseras habitaciones para la práctica de la prostitución, mientras su derrotado marido contempla alienadamente la nueva realidad de su hogar. La mujer no demuestra emociones ante sus nuevas actividades y el dinero comienza a correr timidamente para compensar sus miserables vidas.

El cineasta descubre en este sórdido material, elementos para trazar otra de sus feroces miradas sobre la condición humana, y como en la anterior “Violette Noziere”, se nutre de la realidad pasada de su país para definir personajes y situaciones. Los ambientes oscuros y deprimentes de la ciudad, los recovecos donde las personas sobreviven a un estado de guerra y de ocupación mientras otra parte minoritaria de la sociedad se une para resistir. Un sector de esta clase social que parece aceptar sin mayores cuestionamientos cualquier realidad que les caiga encima, como si las diferentes situaciones que las provocan fueran cuestión menor: la guerra y la paz como territorios que en poco se diferencian. Porque la pobreza ancestral no parece conocer de estas sutilezas, que como al personaje protagónico, arrastra a millones de personas que aceptan silenciosamente su condición de victimas eternas.

La maestría de Chabrol necesita del genio de una actriz como Huppert para entregarnos a nosotros espectadores toda la crudeza de su mirada. Una mirada que no hace mas que indagar una y otra vez en las partes menos luminosas de la sociedad de la que él mismo es componente. De esa lucidez nace una de las grandes obras cinematográficas del cine europeo de los años 60 hasta la muerte del realizador en 2010. La actriz sigue embarcada en proyectos de los autores mas arriesgados de la cinematografía actual. Dos talentos irrepetibles del panorama artístico francés.

“UN ASUNTO DE MUJERES” (Un affaire de femmes, 1988) / Francia / Dirección Claude Chabrol / Intérpertes Isabelle Huppert, Francois Cluzet, Marie Trintrignant,Nils Tavernier / Color / Hablada en francés con subtítulos en castellano / Duración 1h 48 minutos.

Pin It on Pinterest