Clase 9ª: “La Mujer Adúltera”

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial Inglaterra se reconstruye y a principios de los años cincuenta, parte de la sociedad mas acomodada vuelve a vivir con el confort de antaño. En ese espacio se desarrolla la historia de esta película. Hester es una mujer de enorme belleza y sensualidad casada con un juez de alto nivel económico, Sir William Collyer. Goza de los privilegios de su clase y su día a día trascurre a años luz de la mayoría de los británicos. Pero es desdichada y siente que su vida carece de auténtica emoción. Cuando conoce e Freddie, un aviador, se enamora perdidamente de él. Pero su amor es desmedido y la envuelve en una historia que no puede controlar. El adulterio no es tolerado en medio de una sociedad mojigata e hipócrita que transforma la existencia de la mujer en un auténtico infierno interior. Hester tendrá que aprender a convivir con la realidad dejando de lado sus ideales románticos.

El Adulterio ha sido siempre tema apasionante para los creadores. En esta película se le aborda desde una perspectiva psicológica con la intención de comprender y reflexionar sobre los efectos que ocasiona entre quienes lo actúan. La mujer, el marido, el amante son sus tres testigos afectados y todos luchan por sobreponerse a una situación que los une en un cóctel de sensaciones y experiencias. De placeres y desdichas, de gozos y frustraciones, de realidades y apariencias. El secreto que hace sufrir a un tercero y que da placer inicial y dolor posterior a los dos restantes.

El realizador británico Terence Davies (1945) lleva una de las carreras mas breves e intensas del cine europeo de los últimos 25 años, desde que asombrara con la mirada íntima y humana sobre sus criaturas de “Voces Distantes” (Distant voices, still lives,1988)  a la que siguieron “The long day closes” (1992), “The Neon Bible” (1995), “La casa de la alegría” (2000) y tras el film reseñando “Sunset Song” (2015) y la recién estrenada en Buenos Aires “Una serena pasión” ( A quiet passion, 2016). Siete largometrajes que forman la parte mas visible de una carrera que se inició con tres cortos en 1976 y que abarca un documental sobre su tierra. De mirada y tiempos pausados, la obra del británico indaga en los aspectos mas íntímos de personajes que en general pertenecen a su propia memoria, a los que ha convertido en ficciones a partir del conocimiento cercano que tuvo de muchos de ellos. En varias ocasiones se ha referido al suyo como un trabajo autobiográfico que le ha brindado la oportunidad de exorcizar antiguos conflictos iniciados en la infancia.

El film se inspira (o adapta) una pieza teatral de un popular y desprestigiado durante décadas dramaturgo inglés, Terence Rattigan (1911-1977), cuyas obras llenaban teatros en la posguerra. Títulos como “La versión Browning” (1948), “El principe durmiente” (1953) o “Mesas Separadas” (1954) tuvieron ademas sus adaptaciones al cine en mas de una ocasión. “El mar profundo y azul” data de 1952 y tuvo una primera versión cinematográfica en 1955 cuando su heroína fue interpretada por la gran actríz inglesa Vivien Leigh, legendaria de la escena y protagonista de dos clásicos del cine como “Lo que el viento se llevó” (1939) y ” Un tranvía llamado Deseo” (1952). En esta ocasión, quien da vida a Hester es otra actriz de la misma nacionalidad, Rachel Weisz (1970), una de las grandes figuras del cine actual, partícipe entre otros títulos de “Belleza Robada” (1996) de Bertolucci, “El Jardinero Fiel” (2005), “Agora” (2009), “El legado Bourne” (2012) y las recientes “Juventud” (2015) de Paolo Sorrentino y la hermosa “La luz entre los océanos” (2016).

El título llega de la cita ” between the devil and the deep blue sea” , un dilema que atormenta a Hester y que en su traducción localista podría transformar el tener que elegir entre dos alternativas peligrosas, el diablo es malo y caerse en la profundidad del mar azul también es malo, como “salir de Guatemala para meterse en Guatepeor”. Una síntesis del estado emocional que embarga a nuestra protagonista en esta gran obra cinematográfica que se convierte en uno de los mejores exponentes del último cine con intenciones de abordar el tan manoseado termino Romanticismo.

“EL MAR PROFUNDO Y AZUL” / The deep blue sea, 2011/ Dirección Terence Davies / Intérpretes Rachel Weisz, Tom Hiddleston, Simon Russell Beale, Ann Mitchell / Color / Hablada en inglés con subtítulos en castellano / Duración 1h 38 minutos.

 

Pin It on Pinterest